Saltar al contenido
Curarnos Naturalmente

Como destapar los oídos

mayo 12, 2020

Cómo destapar los oídos de forma rápida y natural

Un oído tapado es muy molesto, generalmente los oídos tapados son causados por una infección, pero sus motivos pueden ser varios, ya sea un viaje de avión por la altitud, un taponamiento de cera por no limpiarlo, o las más frecuente una infección en el oído por problemas respiratorios, como la gripe.

Cualesquiera que sean los motivos de oídos taponados es algo de verdad muy molesto y además el dolor de oídos puede variar desde muy intenso a un dolor leve, muchas personas para combatir esto utilizan remedios caseros para oídos tapados, los cuales son muy fáciles de preparar y hacerlos en la casa.

Las causas más frecuentes de un oído tapado como se mencionó antes son muy diversas, una de las más habituales son por infecciones respiratorias, provocada por resfríos o sinusitis, las cuales afectan al tubo de Eustaquio, este conecta los pasajes nasales con el odio, generando la tapa de los iodos.

El agua en el odio es una causa muy vista, cuando una persona se baña y sin querer al oído le entra agua, esta se acumula en el canal interno, provocando la sensación de oídos tapados, para solucionarlo lo más recomendado es dar unos pequeños saltos con la cabeza de lado al oído tapado, y las gotas de agua bajaran hasta salir del mismo.

La pregunta común de todos los que tengan sus oídos taponados es como destapar los oídos, pues una de las formas de hacerlo es mediante la respiración, se debe de inhalar y exhalar suavemente, manteniendo cada fosa nasal cerrada, esta es una buena forma de destapar oído.

 1 aceite de oliva:  

Esta receta sirve en el caso de haber acumulado cera en el interior del oído que no se puede quitar tan fácilmente porque ha formado una especie de tapón. 

El aceite de oliva caliente, sirve para ablandar el cerumen y eliminarlo en cuestión de minutos, lo único que debes hacer es calentar algunas gotas de aceite y colocar mediante un gotero en el oído afectado, gira la cabeza hacia el hombro contrario y mantén la postura por 10 minutos, tras ello llévala hasta el otro lado, con un paño en el hombro para no ensuciar. 

 2 baño de vapor:

En el caso de sufrir taponamiento de los oídos y congestión nasal debido a la sinusitis o el resfriado, puedes aprovechar esta técnica, de esta forma se evacuará la mucosidad y el canal auditivo tendrá menos presión, puedes por ejemplo darte una ducha bien caliente o hacer inhalaciones del vapor. 

Para esto último pon agua y unas hojas de eucalipto o menta en un cazo, calienta y cuando hierva acerca la cabeza tapa la nuca con una toalla, respira las veces que puedas hasta que la nariz y los oídos se hayan descongestionado.