Saltar al contenido
Curarnos Naturalmente

Azucena

octubre 29, 2019
azuzena

Es una planta herbácea de la familia de las liliáceas. Alcanza hasta un metro y medio de altura. Tiene un bulbo grueso y escamoso, tallo recto, y hojas largas y estrechas. A finales de primavera, da hermosísimas y perfumadas flores blancas, símbolo de la pureza. Con fines medicinales, se emplean los bulbos, frescos o secos, y los pétalos de las flores.

Nombres

Nombre científico: Lilium candidum, aunque existen casi 50 especies. En inglés se llama lily; en francés, lis y en portugués, lirio branco.

Familia: Liliáceas.

Cultivo

Se puede cultivar por semillas, bulbos o bulbillos aéreos. El terreno debe estar bien drenado y abonado con cenizas de madera, harina de huesos y materia orgánica. Se planta en otoño y florece al final de la primavera y al inicio del verano.

Propiedades

Sus bulbos frescos se emplean contra abscesos, forúnculos, callos, panadizos y otras afecciones cutáneas. Además, de la azucena se extrae un delicado aceite, muy utilizado en preparaciones contra los dolores, artríticos y reumáticos. La decocción de su raíz tiene excelentes propiedades estomacales y expectorantes.

  • Tintura para abscesos, callos y contusiones: macerar, durante una semana, algunos puñados de pétalos secos, en 100 cmᶟ de aguardiente. Filtrar y guardar en un recipiente de vidrio. Aplicar la tintura sobre el lugar afectado. Puede usarse como desinfectante y protector.
  • Cataplasma para verrugas, forúnculos y panadizos: cocer el bulbo sobre cenizas calientes (también se puede hervir en leche). Cortarlo en rodajas y aplicarlo caliente sobre la zona afectada. Renovar cada hora.