Saltar al contenido
Curarnos Naturalmente

Avena

octubre 29, 2019
avena

Planta herbácea anual, con tallos erectos, y nudosos. Alcanza un metro de altura. Las hojas son lineales y ásperas.

Las flores se disponen en pequeñas espigas con formas piramidales. Los frutos son rojizos y tienen sabor dulce. Se utilizan para obtener harina, de alto valor nutritivo y apto para preparar múltiples platos, especialmente para niños y ancianos. Toda la planta se utiliza como forraje para ganado.

En muchos países, también se le emplea en la preparación de whisky y cerveza.

Nombres

Nombre científico: Avena sativaa. En inglés se llama common oat; en francés, avoine; en italiano recibe el mismo nombre que en español y, en portugués, aveía.

Familia: Gramíneas.

Cultivo

Se siembra por semillas. Existen variedades de invierno y de primavera. Todas son muy resistentes y se adaptan a todo tipo de suelo.

Propiedades

Es un alimento de alto valor nutritivo por su contenido de vitaminas y minerales. Está indicada para casos de dispepsia, exceso de ácido úrico, diabetes y colesterol elevado. Sus fibras facilitan la digestión y regulan el funcionamiento de los intestinos. Tiene, además, efectos diuréticos.

  • Infusión contra el exceso de ácido úrico: hervir un puñado de paja de avena triturada, en un litro de agua, durante veinte minutos. Beber varias tazas durante el día.
  • Decocción diurética: hervir tres puñados de avena en un litro y medio de agua, hasta que el líquido se reduzca a un litro. Tomar distribuido durante el día. Esta misma bebida se emplea en caso de hidropesía.
  • Decocción intestinal: hervir 50 g de avena pelada y limpia en un litro de agua. Dejar que el líquido se reduzca a la mitad. Filtrarlo y endulzarlo con miel. Beber varias tazas diarias.
  • Compresas para el lumbago: hervir dos puñados de harina de avena en un poco de vinagre. Colocar esta pasta en una gasa y aplicarla en el lugar afectado. También puede emplearse para dolores reumáticos y artríticos.